La forma que tienen los recuerdos
20 octubre, 2021
Lecturas que transforman
27 noviembre, 2021
Mostrar todos

La Gramática entre palíndromos

Sepan cuantos esto leyeren y entendieren que yo, Tediato, he leído con harto deleite este relato gramatical aderezado con sabrosas inserciones palindrómicas escrito por micer Eduardo, as del arte endiablado de la composición capicúa, y entiendo que, por lo elevado de su doctrina y su acabada forma, debe publicarse al punto en el blog discreto para solaz de propios y extraños y del reino todo.

Ítem más, aspiro al honor de que consten estos torpes versos de homenaje a guisa de admirado epígrafe:

Ríndese Tediato ante el acabado arte palindrómico de micer Eduardo Sanz

¡Oh, genio de la ciencia palindrómica,
munífico adalid de la gramática,
que con rara pericia matemática
logras la perfección casi astronómica!
¡Qué mágica mistura grave y cómica
destílase en tu péndola emblemática
con técnica asombrosa y sistemática,
 titánica y hercúlea y hegemónica!
¡Loor al palindrómico Eduardo,
artífice feraz del verbo lógico,
de plectro siempre lúcido y prolífico!
¡Loor al sabio y grande gloria al bardo
que con su dulce báculo enológico
 se alza en triunfo, hermético y magnífico!

Santiago A. López Navia

La Gramática entre palíndromos

Por Eduardo Sanz Iglesias

Si alguien salió terriblemente perjudicado en el confinamiento, fue la Gramática.

Tres días antes del estado de alarma andaba distraída a la salida de un after, la retuvieron y la declararon en cuarentena por sospechosa.

La capilla sextina

Yo me encargué de comunicárselo a la catedrática de Filología Hispánica, doña Margarita Castellanos. 

¡EH! CELOSA A LA GRAMÁTICA RETIENEN E ITERA CITA, MARGA. LA ASÓ ¡LECHE!

También pasaron a disposición de las autoridades unos cuantos individuos desaliñados que dijeron ser miembros de una asociación o fundación sin ánimo de lucro, cuyo objetivo predicaba que era el de alfabetizar la cultura. No obstante, un lexicógrafo allí presente matizó que se trataba de culturizar el alfabetismo. Otra lexicógrafa asintió moviendo la cabeza de forma vehemente, casi violenta, que hacía temer por sus cervicales.

En la declaración de los hechos fundamentaron su estancia allí como parte integral y finalista a considerar en el colofón lúdico festivo de la presentación de un libro de La Discreta, que así se llamaba la fundación. Un nombre que había que investigar a nivel contagioso-administrativo.

Mujer de Rojo

Había filólogos, músicos, cervantistas, publicistas, arquitectos, militares, economistas, ingenieros, químicos y bibliotecarios. Profesores, directores, jubilados, diseñadores, catedráticos, universitarios y hasta un auxiliar de limpieza y recogida de residuos áridos urbanos. También poetas, dramaturgos, cuentistas, novelistas, ensayistas, críticos y algún que otro editor despistado.

YES, A LOS AUTORES ORGÍA CEDA. DECAÍ, GROSERO, TÚ A SOLAS ¡EY!

La Gramática sufrió mucho encerrada mientras veía cómo aplaudían a la heroicidad, al sufrimiento, a la valentía, a la generosidad y al sometimiento.

Y también tuvo que asistir sin capacidad de reacción a la exhibición del ingenio, el atrevimiento, el analfabetismo y la mentira. También andaban luciéndose sin ningún tipo de pudor la osadía, la cobardía, el rencor y la venganza.

Sí. La Gramática fue de las más perjudicadas. Pues en su desescalada cada vez que pasaba de fase iba perdiendo algunos de sus miembros. 

Los adverbios desaparecieron de forma fulminante una vez que las autoridades aceptaron que todos los individuos de la sociedad saliesen a pasear por tramos horarios. El deporte no le afectó en demasía. Algún epíteto que otro, pero nada preocupante.

A su vez los adjetivos iban perdiendo fuelle, mientras los pronombres se iban posicionando de cara a lo que vendría después. La nueva normalidad lo llamarían unos. Proceso de reconstrucción nacional lo llamarían otros. Los verbos no causaron baja, pero fueron maltratados.

Y el sujeto, después de sobreponerse al infortunio, escaló posiciones a partir de la fase dos. Allí quedó dueño de las terrazas, comercios y varios negocios del barrio.

El predicado apenas levantó cabeza. Andaba de forma renqueante y dubitativa arrastrando sus extremidades en cada una de las etapas que había que transitar hacia la nueva normalidad.

Cobijada

El género fue el gran olvidado. Perdió personalidad a la vez que se le acusaba de la enfermedad y de todas las catástrofes universales, incluidas las naturales.

ODA: GÉNERO RENEGADO.

Y los miembros de La Discreta dieron positivo en el control de alcoholemia. No se volvió a saber nada de ellos.

Algunos creen que, dada la edad tan provecta de la mayoría, andan en un proceso de hibernación sin visos de llevar prisas o intenciones de actuar. Pero siguen reflexionando. Y eso, dicen los expertos sanitarios, es lo peor para provocar un rebrote y aumento del índice de contagio.

Mientras, ellos siguen a lo suyo, protegidos con mascarillas cada vez más sofisticadas que les protegen del miedo, la ignorancia, las fobias y las ligerezas del género humano.

(Las ilustraciones son de la artista Neila Pascual. Enlace a su página: https://neilapascual.com )

26 Comments

  1. Óscar dice:

    Ja ja ja. Divertido, ingenioso, original… Este señor no decepciona.

  2. Jesús dice:

    Compartido queda, micer Eduardo, en el completo y virtual capítulo de esta nuestra abadía. Ya me encargaré yo de que saquen provecho con su cuento cuantos por aqueste confín pasaren.

  3. Mila dice:

    Enhorabuena!!! Buen tema el elegido y bien ilustrado.

    • Eduardo dice:

      Muchas gracias. Haré llegar tu satisfacción con la ilustración a la artista 🎨 Neila Pascual

    • NH dice:

      Edu, eres ingenioso y siempre lleno de vitalidad. Muy bien creado y va como anillo al dedo con lo que hace Neila. Vaya familia de creativos! Enhorabuena y gracias. Nunca dejas de sorprenderme. Esperamos nuevas entregas:-)

  4. Elías de la Pisa dice:

    Cuenta Eduardo: «siguen a lo suyo, protegidos con mascarillas cada vez más sofisticadas».
    Cuenta Neila (en «Cobijada») cómo protegerse de fuera a dentro, de dentro a fuera.
    Todo un palíndromo sofisticado.

    • Tesis dice:

      Efectivamente, eso mismo es lo que percibí la primera vez que acudí a Vejer y habia viento de levante.
      Relato muy bien construido, con un prólogo de escándalo y unas ilustraciones impactantes.

  5. Eloisa Michel dice:

    Aquí tienes a la que espera con ansia ese libro palindromero.
    Me parece un arte formas esas frases 👏🏼👏🏼.

    Yo como principiante sólo puedo decir:

    OLE!
    ELO

  6. Marian dice:

    Muy divertido e ingenioso querido amigo. Gracias por aportarnos cosas nuevas. La vida es un aprendizaje continuo. A seguir ilustrándonos un abrazo de corazón

  7. Carlos Martín Arteaga dice:

    Interesante. Original. Divertido. ¡¡¡Difícil!!! Mis enhorabuenas.

  8. Rodsom dice:

    Salomé, me molas. No deseo ese don (bueno en realidad sí porque yo hace tiempo sorbí libros.
    Eduardo, ya ves, me ha encantado tanto que ahoro sólo escribo con palíndromos.

  9. Rodsom dice:

    Salomé, me molas. No deseo ese don (bueno en realidad sí porque yo hace tiempo sorbí libros.
    Eduardo, ya ves, me ha encantado tanto que ahora sólo escribo con palíndromos.

  10. Graciela dice:

    ¡Qué grande Eduardo!
    Pero qué derroche de creatividad e ingenio en una persona tan de ciencias. ¡Y qué grata sorpresa!
    Me ha encantado, la verdad. El tema elegido tan oportuno y el humor que transpira, además de tu arte palindromero. 😉
    Las ilustraciones, de diez 👏🏻👏🏻👏🏻

  11. Nana dice:

    Es un relato divertido e ingenioso. Esas pizcas de humor lo hacen apetecible y las de inteligencia, interesantes. Las ilustraciones de Neila quedan como anillo al dedo.

  12. Rubén dice:

    ¿Ingenioso?
    Se queda corto, yo pensé que en la literatura, ya se excedieron del buen humor y del gusto por el buen uso de nuestra lengua, dando paso a la prensa rosa como excusa de una pérdida del apetito por el ingenio escrito, pero no, llega Eduardo y nos rellena de nuevo el buche de un buen menú, liderado por su plato contundente de preciado buen humor acompañado de un preciado caldo de ingenio en forma de palindromo.

  13. Colli dice:

    Muy buenos los relatos y cómo enlazan los palíndromos, muy recomendable!

  14. Ernesto dice:

    Genial, divertido, elocuente, sagaz… se percibe al profesor Eduardo, el gran MAESTRO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image