El centinela de mi puerta, de Rosa María Mateos
20 abril, 2023
Destrucción, de Javier López Rodríguez
6 julio, 2022

Sobre el libro:

Un matrimonio escucha aterrorizado el estruendo de una batalla procedente del interior de las paredes de su casa, unas paredes que se van acercando poco a poco unas otras, amenazando con aplastar al matrimonio; un hombre vuelve a la ciudad de la que partió hace muchos años y se encuentra con que los fantasmas de su pasado son más extraños de lo que puede comprender; un narrador reconstruye en su memoria el cobertizo de la casa en la que pasó largas temporadas durante su infancia y en el que algunos objetos desaparecen; un hombre entra en una tienda de antigüedades, donde se queda a trabajar durante años, mientras en el exterior han transcurrido apenas unos minutos; un hombre de madera relata su accidentada historia a un hombre de trapo, que a su vez cuenta la suya, llena de episodios dramáticos; una mujer, decidida a escaparse con el David de Miguel Ángel, asiste atónita a la huida de la escultura, que tiene sus propios planes, mientras ella se va mineralizando y transformando en rígida estatua… Estos son algunos de los argumentos de los relatos que componen este libro. Relatos fantásticos, o contados con voluntad de huir del realismo. Unos relatos breves, pero con la densidad de novelas. Literatura escrita sin prisa, que se complace en las matizaciones, en la sutileza, exigente con el lector, que debe estar atento a cada detalle, incluso releer algunos pasajes. Unos relatos contados con una escritura poderosa, que lleva al lector de un lado a otro y le muestra lo vasto y profundo que es el universo. En muchos de ellos se parte de algo insignificante, ordenado, conocido, y la magia verbal de Suchowolski lo va convirtiendo, frase a frase, párrafo a párrafo, en una realidad desconocida, sombría, desasosegante (aunque en ocasiones profundamente humorística).

Mediante diversos tonos y recursos fantásticos, los relatos que integran esta antología hacen alusión a sucesos potenciales (de ahí el tiempo verbal empleado en el título), derivados de actos que no llegaron a realizarse o que estaban a punto de llevarse a cabo, de hechos que se dejaron pasar y podrían haber quedado atrás sin consecuencias, de deseos que se abandonaron a la resignación, de lo que quedó en la memoria como una vivencia posible, imaginaria, sustitutiva, simbólica. En estos relatos los tiempos de lo percibido, de lo recordado y de lo proyectado conviven y se reordenan, y las formas que sirvieron de abrigo o refugio de todo ello toman formas espectrales, se recomponen una y otra vez, dejando a los protagonistas en una perplejidad y una inestabilidad propias del equilibrista. A menudo en estos relatos los personajes experimentan que lo que se les ha arrebatado forman parte de los mecanismos de la necesidad, lo que los antiguos prefirieron llamar el destino y más recientemente la condena.

Sobre el autor:

Carlos Suchowolski, nacionalizado español desde el año 1976, nació en 1948 en Argentina, donde publicó relatos en periódicos y fue premiado en diversos concursos literarios. Ha colaborado en revistas de Hispanoamérica, Europa, Estados Unidos e India y ha sido ponente en congresos internacionales de narrativa fantástica. Su novela Una nueva conciencia, publicada por editorial Mandrágora en 2007, fue reeditada por Amazon en 2013 y traducida al alemán por Edition SOLAR-X en el año 2021. Varios de sus cuentos fueron seleccionados por la Sociedad Española de Ciencia Ficción entre los mejores del año en las antologías Visiones (2004) y Fabricantes de sueños (2007). Algunos han sido publicados en la prestigiosa revista literaria INTI, del Providence College. Su libro de relatos de ciencia ficción Once tiempos del futuro acaba de ser editado, en octubre de 2022, por la editorial Chocolate, y ya había sido traducido al alemán en 2018 (Edition SOLAR-X) y al bengalí en 2020 (Editorial Kalpabiswa), en Calcuta, donde se editó su libro de microrrelatos Guiños en 2020 (Los Hispanófilos) en versión bilingüe español-bengalí, y donde está previsto que aparezca, en 2023, la antología de ciencia ficción hispánica que ha llevado a cabo, con un ensayo-prólogo suyo. Además de al alemán y al bengalí, sus relatos se han traducido al inglés, al francés, al italiano, al holandés y al búlgaro. Actualmente se encuentra corrigiendo su segunda novela, La botella precintada, a la vez que revisa y amplía los relatos de Guiños y trabaja en una novela breve de realismo fantástico y en una novela juvenil, entre otros proyectos.

Comentarios sobre el libro

José María Merino, escritor, académico de la RAE
«La atmósfera está muy lograda; en el del “Catalogue...” has conseguido suscitar en este lector una muy literaria y provechosa extrañeza. (…) Pertenece a esa noble estirpe que pasa por Poe, Kafka y Cortázar. Estupenda atmósfera, progresivo desasosiego en el lector, final bien resuelto. (…) El pensamiento simbólico, y lo fantástico –elementos de casi todos estos cuentos– se maneja en Habría una vez con moderna y singular naturalidad y como aspecto sustantivo. Diez sorprendentes y excelentes cuentos en los que tiempo, espacio e identidad despliegan inquietantes perspectivas»
Enrique Vila-Matas, escritor
«Leí en el viaje de regreso a Madrid en junio algunos de los cuentos de su libro Habría una vez y la impresión fue muy buena, aprecié los posibles puntos en contacto que puede haber entre nuestras escrituras, aparte de que tengo un punto yo, no sé por qué, inevitablemente argentino. (…) “Le catalogué 44…” es el que me gustó. Pero sin dejar a un lado el primer relato, el tema de las paredes, para mí una buena idea»
Blas Matamoros, escritor, exdirector de Cuadernos Hispanoamericanos
«Encuentro logrado el clima de pesadilla. El anticuario exquisito tiene la seducción diabólica de Hoffmann. La invasión destructiva de los desconocidos recuerda la casa tomada de Cortázar»
Nieves Vazquez Recio, escritora y profesora titular de Literatura Española en la Universidad de Cádiz
«Percibo un estilo ya hecho, sabes escribir y tienes un mundo propio que se nutre, me parece notar, de ese acerbo de historias legendarias y fantásticas, de juegos con el golem y con el tiempo»
Reina Rofé, escritora y periodista
«Logrados relatos. Me parecieron ricos en contenido y forma. Buen nivel de escritura y profundidad dramática»
Mariángeles Fernández, periodista y editora
«Sin duda tu escritura es fluida e imaginativa, con un lenguaje rico y adecuado»
Pablo Capanna, ensayista y crítico literario
«Tenés un envidiable dominio del idioma y una riqueza de vocabulario que los escritores de aquí han ido perdiendo. Se nota, como bien decís en alguna parte, que sos un poeta que eligió la prosa, y tenés un especial talento para crear todo un clima en el reducido espacio de un cuento»
Julio Ortega, escritor, ensayista y profesor de Literatura Latinoamericana en la Universidad Brown, USA
«Me han parecido muy bien escritos, interesantes y de una calidad poética y filosófica que los hace exceder el tiempo presente, ya que recuperan visiones y temas de la gran tradición»
Emilio Gavilanes, escritor
«Relatos breves, pero con la densidad de novelas. Literatura escrita sin prisa, que se complace en las matizaciones, en la sutileza, exigente con el lector, que debe estar atento a cada detalle. Unos relatos contados con una escritura poderosa»
David Torrejón, escritor
«Además de las inquietantes historias, la calidad de la escritura es magnífica»
Dativo Dónate, escritor y profesor de literatura
«Delicioso libro de relatos que voy paladeando con avaricia. Ya no me encuentro en muchos textos actuales la morosidad sin pesadez, la cadencia reposada y expresiva y la atención a la prosa elaborada de manera natural que he visto en Habría una vez»
Marcos Ricardo Barnatán, escritor
«Me parecieron unas narraciones excelentes. Te felicito, amigo»
Jesús Ferrero, escritor
«Un excelente libro de cuentos»
Luis Alberto de Cuenca, poeta
«Me gustaron mucho tus cuentos»
José María García Hernández, escritor
«He acabado Habría una vez. Como te decía, es un tipo de fantasía que siento próxima: esos ecos cortazarianos del relato de inicio que te comentaba, el desparpajo imaginativo de hacer cobrar vida al David de Miguel Ángel o de revisitar la historia de Pinocho, al que haces pasar por más patrones que a un pícaro de la novelística del siglo de oro, o el encontrar materia de especulación en una confusión de pantalones, etcétera. Pero el cuento que me ha fascinado es Le catalogue 44 est arrivé. Me he enamorado yo también de esa tienda de objetos encantadores y que se comporta como una especie de isla de eternidad en un universo de tiempo corriente. Me ha dado por pensar que de él podría salir una novela igualmente fascinante, no demasiado larga, pero sí lo bastante para, respetando el principio y el final del cuento actual, mostrarnos el discurrir del trabajo en la tienda del protagonista, hacer que nos enamoremos también de algunos de los objetos que se muestran (y no solo mencionarlos fugazmente) y sobre todo, describir a los clientes que van entrando, desde los más banales y accidentales a los más peculiares y sustanciosos, e incluir conversaciones con ellos que calculo que en muchos casos serían muy interesantes, así como las cábalas del protagonista ante cada uno preguntándose si este u el otro será el destinado a reemplazarlo. En fin, me alegro de haber encontrado por fin momento para leer este libro. Un saludo»

Reseñas

Reseña de Pedro García Cueto, en la revista Entreletras:

Presentaciones

6 Comments

  1. Óscar dice:

    Los relatos contenido en ” Habría una vez” de Carlos Suchowolski me paracen extraordinarios, muy creativos, novedosos, bien desarrollados y terminados; con una escritura que considero es sumamente cuidada, y que han hecho pensar y sonreir. En definitiva, me han gustado mucho. El único inconveniente que he visto es que el libro se me ha hecho corto. Enhorabuena.

  2. Manuel Orozco V. dice:

    Grandes cuentos de fantasia, ciencia ficción, situaciones con humor, pero con mucho trasfondo en todo su contenido. Una lectura muy recomendada.

    • Muchas gracias por tu comentario. A propósito me gustaría que pudieras asistir al evento que organizamos para el 20/10 y que se comunicará en esta web. Espero que puedas participar y que podamos comentarlo; creo que será muy interesante dados los apíñenles. Gracias de nuevo afectuosamente. Carlos

    • Alicia dice:

      Carlos fue siempre un alquimista de historias inquietantes que reinventan una y otra vez tiempos que se escurren continuamente de la realidad. Uno cree que va a atrapar a sus personajes..pero no…estos huyen de los lugares comunes y crean una realidad paralela..extraña por momentos ominosa pero siempre poética.

  3. Martine Day dice:

    El escritor Carlos Suchowolski como siempre tiene la habilidad de sorprender al lector. Con su pluma experta y culta aborda esta vez otro género literario con unos cuentos llenos de humor y fantasía con trasfondo filosófico.
    Pasé un momento ameno y delicioso al descubrir está otra faceta de su talento.

  4. Alicia dice:

    Carlos es un alquimista de historias inquietantes que juegan con el tiempo..produciendo personajes que están un poco perdidos en un universo a veces ominoso oscuro ..otras veces cómico.. nunca aburrido ni atado s lugares comunes. Cada uno de los cuentos es original en su tema y produce un gran placer su lectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *