La hiedra obstinada, de Miquel-Lluís Muntané

La hiedra obstinada, de Miquel-Lluís Muntané

La hiedra obstinada
La otra distancia y Obrador a mediodía de Miquel-Lluís Muntané (Barcelona, 1956) revelan un mapa poético en cuyo trazo convergen el mundo, la identidad y los sentimientos del poeta con la huella del paso insalvable del tiempo, los ámbitos y paisajes de la experiencia, la búsqueda constante de la palabra, que a veces ambiciona lo inefable, y el amor, que alumbra un universo a la medida de quienes lo alientan.

El poeta consigue engranar estas vetas temáticas y expresarlas con una precisión, un dominio de la técnica y una capacidad evocadora que concitan al mismo tiempo la adhesión estética y la emoción del lector, al que Ediciones de La Discreta ofrece, por primera vez en la trayectoria creativa de Muntané, dos poemarios publicados originalmente en catalán y exquisitamente traducidos al castellano por los poetas José Antonio Arcediano y Antonio García Lorente. El resultado de esta comunión poética guarda una íntima relación con la búsqueda del diálogo cordial y la interrelación vivificadora entre las lenguas y las literaturas hispánicas y acerca a los lectores un acabado exponente de una obra literaria admirable presidida por la profundidad, la elaboración y una extraordinaria altura humana que se impone poema a poema.

Poema “El món en un carrer” (“El mundo en una calle”), de Miquel- Lluís Muntané, grabado en cerámica en el carrer Comtal de Barcelona: “Una calle es todo: encrucijada de caminos,/el banco del anciano, la carrera de los niños,/la posada que acoge a los peregrinos,/y el refugio de la ternura de los amantes./ Una calle es todo: asomo de jardines/en forma de parterres ciudadanos,/en donde besa el sol la piel de los ado- quines/ y la luna los rutilantes geranios./Y tiendas por doquiera; los preciados botines/del pan, las flores, las muñecas y los cojines/para llenarnos las horas y las manos;/una calle es todo si nace de muy aden- tro/la chispa de amor de sus vecinos/que prende la alegría en el corazón de los viandantes” (traducción del editor).  

 

 

 

 

 

Poema “Matinada al bosc” (“Madrugada en el bosque”), de Miquel-Lluís Muntané, esculpido en planchas de hierro galvanizado por el escultor Jesús Pedrola en La Pobla de Massaluca (Terra Alta). El texto del poema está precedido de dos versos de William Blake (“And see the opening morn,/Image of truth new born”): “Cada asomo de brisa/es un leve escalofrío/que recorre las sombras/habitadas por mil presencias./ La savia hace camino/por el alma de los zarzales/y vuelve a maravillarnos/la caricia inefable/del primer rayo de luz” (traducción del autor).
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *