El general se confiesa, de César Gavela
23 abril, 2021
La verdad según Lady Macbeth, de Pilar del Pozo Manchado
9 febrero, 2021
Vida de san Avelindo es una aproximación a la biografía de Avelino Hernández (Valdegeña, Soria, 1944-Mallorca, 2003), escritor que marcó a varias generaciones de chavales con sus títulos infantiles y juveniles y firmó, en solitario o con otros escritores, obras fundamentales para el conocimiento de la España interior y su rica vida intelectual, esa España ahora conocida como la España vacía, y a cuyos grandes autores tan poca atención ha prestado el ambiente literario nacional. Una figura poliédrica que merece ser conocida y reconocida.
Nadie mejor que Ignacio Sanz para trazar este emotivo retrato libre que rebosa cariño por Avelino Hernández, a quien le unió una estrecha amistad y con quien firmó varios libros.
Y decimos retrato libre porque Ignacio Sanz afronta esta biografía con una mirada oblicua siguiendo el método patentado por el escritor guatemalteco Augusto Monterroso. De ahí que, junto a la semblanza más o menos rigurosa del amigo, en otros tramos se aborde con comentarios puntillosos, acaso zumbones, que lo matizan y deforman. Es decir, una biografía semificticia que enriquece su figura, como la enriquece el sueño delirante de la visita papal a una Soria futurista y superpoblada, siguiendo la ruta de san Avelindo, con el que se cierra el libro. De manera que, gracias al modo en que se aborda, además de un homenaje, esta biografía acaba siendo una pequeña fábula que actualiza y agranda la figura del gran escritor soriano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
15 × 22 =