Impresiones de paso, de Santiago A. López Navia

Impresiones de paso, de Santiago A. López Navia

Impresiones de paso
En la retina queda el magistral recorrido por las orillas, el viaje interior hasta la infancia que nos conforma, el retrato de mujeres en el tren, la ciudad que cierra el largo trayecto del poeta observador que con maestría estilística y sensibilidad a flor de piel nos va poco a poco haciendo cómplices de esa singular aventura. Cómplices porque toca fibras que son comunes, porque evoca recuerdos, porque muestra realidades que a veces pasan inadvertidas, porque nos alerta, nos sacude, nos conmueve.

José Miguel Junco

Queda lo que ves cuando no pasas de largo, lo que de repente se convierte en verso o en recuerdo, el ánimo con el que uno atraviese los caminos y se aventure en sus propios viajes. Aquí el poeta nos cuenta sus impresiones de paso, y cuando escribe detiene esa mirada certera en el tiempo. Revuelve orillas lejanas y trata de vislumbrar lo que se esconde más allá de todos los horizontes; pero también viaja en esos trenes que nunca se detienen en ningún lugar de la memoria. Finalmente, el poeta arriba a la estación serena de los haikus y de las palabras que muestran mucho más de lo que dibujan las letras.

Santiago Gil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *