ladiscreta.com

Ediciones de La Discreta

EDICIONES DE LA DISCRETA y LA DISCRETA ACADEMIA

Catálogo

 

La Discreta en Facebook La Discreta en Facebook Canal de La Discreta en Youtube Canal de La Discreta en Youtube

Blog Náufragos en tiempos ágrafos

La Indiscreta

Número 1

Número 2

Número 3

Número 4

 

Novedades Editoriales

 

Kenji Miyazawa, Haru to shura y otros poemas
Kenji Miyazawa, Haru to  shura y otros poemas

Los escritores y artistas desconocidos o despreciados por sus contemporáneos y convertidos en famosos tras su muerte son tan abundantes que podrían casi formar un grupo especial. Una simple ojeada a la biografía de Kenji Miyazawa (Iwate, 1896-1933) nos convence de que hay pocos artistas más representativos del paradigma al que acabamos de referirnos.  

Su obra de dividió entre los géneros de la poesía y del cuento, siendo el mejor ejemplo de este último  “Ginga tetsudou no yoru”, traducido al español como “Tren nocturno de la Vía Láctea”, que todos los japoneses saben de memoria y que es una pieza indispensable de su tradición literaria de cualquier época.

 Su poesía ocupa los cuatro primeros volúmenes de los diez de que constan sus obras completas, siendo Haru to shura (único libro que publicó en vida) el centro de la misma y uno de los textos fundacionales de la poesía japonesa contemporánea. Acompañado por una muestra del resto su obra, este es el libro que presentamos al lector en esta edición, en traducción íntegra del profesor Alfredo López-Pasarín Basabe, catedrático de la Universidad de Waseda.

 

Apuleyo Soto, Con la verga en la vulva
Apuleyo Soto, con la Verga en la vulva

La gracia está en que el poeta cuenta todo con pelos y señales, nombrado las realidades sexuales por su nombre más común –que suele ser, ciertamente, el más zafio, pero también el de mayor contundencia y propiedad semántica–, pero sin perder un ápice de carga lírica, de dimensión poética, de rutilante acabado literario. No sé cómo Apuleyo ha sido capaz de conseguir, a la postre, lo uno y lo otro, la aleación perfecta entre la vulgaridad de lo soez y la sutil elegancia de lo  artístico… Tal vez el secreto esté en las bien dosificadas gotas de humor, o en esa aura de confesión sincera entre poetas-compadres, o en la embaucadora prestidigitación del ritmo y otras añagazas métricas… No lo sé, ya digo; pero si tuviese que echar mi cuarto a espadas por el ingrediente “mágico” que convierte este repertorio de procacidades en una obra maestra, apostaría, sin duda, por la desvergüenza.

Texto extraído del prólogo del Conde de Abascal.

 

José Miguel Junco Ezquerra, La mujer de lava
José Miguel Junco Ezquerra, La mujer de lava

“En la poesía auténtica cuesta encontrar una sola palabra, una sola idea, que no acabe siendo rigurosamente imprescindible, y esto alimenta una rara paradoja que entendemos especialmente aquellos que vivimos luchando contra la negligente opinión de quienes, sin más, se afanan por entender que la poesía es algo prescindible […]. La poesía que late en La mujer de lava y otros poemas se reafirma en la autenticidad de la obra que la precede y con toda seguridad se confirmará en la autenticidad de la obra que vendrá a sucederla […]. Poesía que salva […]. Poesía […] para cruzar un puente en medio de la noche y abrazarse al otro lado a los hombres y a la vida”.

 

Joaquín Rubio Tovar, Viaje a la muerte
Joaquín Rubio Tovar, Viaje a la muerte

En La Discreta estamos de enhorabuena: uno de los personajes más queridos por nuestros lectores, el comisario Carrasco, vuelve con una nueva aventura, Viaje a la muerte. En esta tercera entrega de la serie, Carrasco se las tiene que ver con una organización que experimenta con muertos para hacer negocio. Con los medios más pobres, que ya conocemos, y con el apoyo de unos ayudantes marginales, personajes derrotados, pero puros e inocentes, típicos del mundo novelístico de Rubio Tovar, Carrasco investiga en un Madrid entre real e inventado: Las Rozas, las torres de la Castellana, el barrio de Moratalaz, la calle O´Donnel, el Retiro, el Auditorio, la Universidad Autónoma…, pero también un fascinante y enigmático Madrid subterráneo en el que se conectan los puntos más distantes e inesperados.

 

José García Caneiro, La vieja ciudad
José García Caneiro, La vieja ciudad

Aburren los poetas que teorizan, en verso, sobre el arte, tanto como complacen y emocionan los que crean poemas a partir de una pintura, una escultura, una partitura musical u otra obra literaria.

   No se me escapa, al respecto, que buena parte de la osadía de Caneiro a la hora de abordar tan arriesgada empresa se ampara y justifica en el asombro y la emoción suscitados por las sutiles, sugerentes, delicadísimas acuarelas de Comas Quesada, en las que las figuras borrosas, apenas esbozadas por un pincel que se adivina, a la par, trémulo y firme, flotan en un espacio tan vago como verdadero...

 

Luis Junco, Entrelazamientos
Luis Junco, Entrelazamientos

Cuando yo era niño y vivíamos en una casa señorial de la calle de Triana, de Las Palmas, un fantasma visitaba la casa los domingos, al abandonarla nosotros para pasar el día en una finca que mi abuelo tenía en la villa de santa Brígida. El fantasma pasaba allí todo el tiempo que nosotros estábamos fuera y se marchaba poco antes de que llegáramos de vuelta.

La nueva novela de Luis Junco parte de esta pequeña historia de la infancia, que deja el principal elemento del suceso en el misterio. El casual encuentro del autor con ese mismo elemento cincuenta años más tarde, le lleva a tirar del hilo para reconstruir la historia y darse cuenta de que no hay una sola línea argumental, sino muchas, que constituyen un compacto ovillo de historias entrelazadas que contribuyen a dar un significado más completo y profundo de aquel acontecimiento infantil.

 

Javier Guzmán, Almedina
Javier Guzmán, Almedina

La última novela de Adolfo M . Martínez es Este es el último libro que, junto a Brigada Lincoln (X Premio Gonzalo Torrente Ballester) y El cocinero del Papa (Ediciones de La Discreta, 2012), constituye la Trilogía de Almedina, territorio mítico inventado por Javier Guzmán.
Como él mismo dice refiriéndose a las dos novelas anteriores:

Almedina abunda en personajes: Jeny, Iñaki, Tiburcio, Borja, Viruca, Romeral, Pilín, Perico, Acracia, Berta, doña Visi, Tensy, Jotabé, don Castor o Pelines entre otros muchos, que aparecen en una, en otra o en ambas. Sin embargo, finalizada El cocinero del Papa, no con sorpresa pero sí con estupor, caigo en la cuenta de que el personaje gozne era Borja, presente en todas partes sin protagonizar ninguna, antiguo alcalde, millonario de familia, hombre complejo y contradictorio como pocos, tan inundado de conciencia social como de clase.
De alguna manera, Almedina es una biografía de resonancia magnética de Borja montada en relatos que pueden, o no, leerse como modelo para armar. Con este libro, no sin dolor pero sí con alegría (la parte del descanso), cierro definitivamente la trilogía de Almedina, ciudad donde he vivido apasionados años con amor y entre pucheros.
 

También fue éste el último libro de Javier Guzmán, quien falleció cuando corregía las pruebas de Almedina.

 

Adolfo M. Martínez, La sequía
Adolfo M. Martínez - La sequía

La última novela de Adolfo M . Martínez es, más que una novela, una pelea. Es una persistencia de los viejos elementos de Adolfo, en los que se cuela de rondón otro elemento maligno: la enfermedad que devasta al escritor y simbólicamente la sequía insistente que destroza su mundo.

Adolfo está ahí con su Ortega, con su Gesualdo, con su campo limpio y su Lawrence de Arabia, con su Villadaro, su Pedregoso y su Montbello, la geografía imaginaria que refleja su mundo real. Está en los detalles sórdidos de las prostitutas y los aprovechados. En su alabanza de corte (inglés) atemperada por su amor a la aldea. Está también en su manera de escribir caprichosa y errabunda, en esa sucesión de escenas y palabras, reflexiones y apuntes imaginarios sobre la realidad desconcertante.

La sequía es también un abrazo a la espiritualidad, cuando no exactamente a la religión. Esa discusión o confrontación de las diversas maneras de combatir la sequía, sea con métodos científicos, seudo científicos o rogativas, repasa los medios de afrontar la trascendencia, y esa es la batalla paciente de Adolfo.

 

 

 

 

*****


OTRAS PRESENTACIONES:

Especial Julia de Burgos

Dativo Donate. "Nuestra Señora del Ciberespacio y otras historias inminentes"  

  

Hazte "Amigo de La Discreta"

Si deseas suscribirte y entrar, por lo tanto, a formar parte del escogido foro de los AMIGOS DE LA DISCRETA, debes saber que por la módica cantidad de 40 Euros al año, te enviamos a casa los cinco o seis libros o discos que editamos cada año. Los nuevos suscriptores recibirán como regalo el libro o disco de nuestro catálogo que ellos mismos elijan.

Llama al 91-8515083 o escribe a administracion@ladiscreta.com

Agenda

 • SÁBADO 29 DE JULIO 

En la Plaza del Rucero de SAN MARTÍN DE VALDEIGLESIAS, a las 22'45h, la Discreta Academia presenta a PEDRO DESAKATO con sus "FECHORÍAS", Canciones sobre poesías con ingenio.

Con la colaboración especial de Isabel Dombriz en piano, percusión y coros.

 

 

Sede social y  teléfonos

Teléfonos: 91 851 50 83 / 625 555 882
Dirección postal: Urb. Arroyo de los sauces,14, 3º-2.  28430 Alpedrete (Madrid)

© Ediciones de La Discreta 2008

[ Catálogo | Suscripciones ] [ Prensa | Distribuidoras ] [ Historia | Textos Literarios ]